Proporciona suavidad y relajación a la piel, evita su deshidratación manteniendo una barrera protectora y produce una acción hidratante, emoliente y regeneradora. Su uso es recomendado para personas con dermatitis y para bebés. Sus vitaminas y minerales contrarrestan la pérdida de nutrientes que sufre el cutis a causa del sol. Puede prevenir la formación de las arrugas y su uso regular, no solo revierte el daño provocado por factores oxidantes, sino que la ayuda a retener su humedad natural.

 

Avena, Leche y Miel

$6.00Price